Alimentación Consciente

Mindful Eating, una nueva forma de nutrirte

La alimentación consciente, también conocida como «mindful eating», es un enfoque que invita a sintonizar con nuestro cuerpo y nuestra comida, prestando plena atención a lo que comemos, cómo lo comemos y por qué lo comemos. Es una práctica que combina la atención plena con la alimentación, permitiéndonos disfrutar más de nuestros alimentos y a la vez, entender mejor nuestras necesidades y señales internas.

¿Qué es la alimentación consciente?

La alimentación consciente implica prestar plena atención al proceso de comer, apreciando los colores, aromas, texturas y sabores de los alimentos. Va más allá de simplemente alimentarse para saciar el hambre; es un acto de cuidado y amor hacia uno mismo.

Beneficios de la alimentación consciente:

Mejora la digestión: Comer lentamente y masticar bien los alimentos facilita la digestión y la absorción de nutrientes.

Ayuda a reconocer la saciedad: Escuchar a nuestro cuerpo nos permite identificar cuándo estamos satisfechos, evitando el consumo excesivo.

Disminuye el estrés: Al centrarnos en el presente, nos desconectamos de las preocupaciones diarias, reduciendo el estrés y la ansiedad.

Fomenta elecciones saludables: Al ser más conscientes de lo que comemos, tendemos a elegir alimentos más nutritivos y naturales.

Promueve una relación sana con la comida: Alimentarnos de forma consciente ayuda a romper patrones de alimentación emocional y compulsiva.

¿Cómo practicar la alimentación consciente?

Come sin distracciones: Evita comer frente al televisor, la computadora o el teléfono. Dedica ese momento exclusivamente a la comida.

Observa tus alimentos: Antes de comer, toma un momento para apreciar los colores, aromas y la presentación de tu plato.

Mastica lentamente: Trata de masticar cada bocado al menos 20 veces. Esto no solo mejora la digestión, sino que también permite saborear cada bocado.

Reconoce tus sensaciones: Antes y durante la comida, identifica si tienes hambre real o si estás comiendo por emociones.

Agradece: Tómate un momento para agradecer por los alimentos, pensando en el esfuerzo y recursos que se invirtieron para llevarlos a tu mesa.

La alimentación consciente es una herramienta poderosa para mejorar nuestra relación con la comida y con nosotros mismos. No se trata solo de lo que comemos, sino de cómo lo hacemos. Al adoptar esta práctica, no solo nutrimos nuestro cuerpo, sino también nuestra mente y alma, fomentando un bienestar integral.

Equipo Humano de Mindalia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio